titulo 2 foto esquina

three card monteEspero que disfruteis de la lectura de la traducción que he hecho del "Sharp and flat" de John Nevil Maskelyne.

He liberado también todo el apartado de técnicas cartomágicas. Proximamente liberaré otras lecturas igual de interesantes para que continúeis profundizando en este apasionante mundo de la cartomagia y del tahurismo. Un abrazo.

                                                                      Antonio.

 


ucrania 1

 

Более почетно умереть в Москве за свободу, чем на Украине, защищая путинское вторжение.
Восстань против кровожадного диктатора.
Свобода для России.

It is more honorable to die in Moscow for freedom than in Ukraine defending Putin's invasion.
Rebel against the murderous dictator.
Freedom for Russia.

 logo marron

 

Página anterior ÍndicePágina siguiente

CAPITULO V, HOLDOUTS.

Observaciones generales sobre los holdouts:

A estas alturas el lector estará en disposición de comprender la naturaleza de un reflector colocado en un holdout al que se hacía referencia en el capítulo anterior, sin necesidad de que se le canse al respecto con detalles de este tipo de holdout.

Habiendo hecho un recorrido por los diversos tipos de holdout modernos, incluyendo uno o dos de los más antiguos, únicamente nos queda añadir unas observaciones generales sobre lo ya dicho.

Cada tipo de aparato cuenta con sus ventajas y desventajas propias. Cada tahúr tiene sus propias preferencias personales y propios métodos de trabajo, por lo tanto, no existe un aparato que satisfaga por igual a todos los individuos, así que unos preferirán un tipo de holdout en detrimento de otro, esta es por supuesto la regla general en el mundo. Una buena elección también depende de los usos y costumbres del país en el que se va a utilizar el holdout.

Por ejemplo, ¿cuántos jugadores existen en Inglaterra que sujeten sus cartas como en el modo mostrado en la figura 34? Muy pocos, soy consciente. Sin embargo, se trata de una forma muy buena para evitar que otros vean la jugada, además es la forma correcta de sujetar las cartas cuándo se usa el holdout de manga Kepplinger. Las cartas se colocan planas en una mano mientras que la otra las presiona por el centro, y el pulgar levanta una esquina para poder leer los índices. Sin embargo, adoptar este método en Inglaterra puede de inmediato levantar sospechas, simplemente porque no es habitual, por lo que el holdout de chaleco es el mejor para el tahúr inglés, aunque ningún holdout es comparable al Kepplinger en un juego de Poker en América.

fig. 34

Aunque muchos de estos accesorios son sencillos de manejar, el lector no debe formarse la errónea idea de que su uso no implica ninguna habilidad por parte de los tahúres que hacen uso de ellos. Esto sería una situación demasiado dichosa en este mundo aburrido en el que todo es vanidad y vejación de espíritu. Ciertamente no requieren de las deprimentes horas de solitario retiro y gran trabajo que necesitan algunos accesorios de manipulación o técnica de cartomagia. Pero aun así requieren algo de habilidad que sólo puede alcanzarse mediante la práctica. Las siguientes instrucciones representarán los consejos de un experto dados a un novato que se propone probar suerte con un holdout en el juego del Poker:

Practique al menos tres o cuatro semanas con el holdout para dominarlo, (es decir para lograr desenvoltura en el funcionamiento tanto del operador como del holdout). No trabaje demasiado el holdout durante el juego, (no abuse de él). En una partida en la que las apuestas son altas, tres o cuatro veces por noche son más que suficientes. Nunca juegue con él en partidas pequeñas, ya que la cantidad que puede ganarse no está en proporción con el riesgo de ser descubierto. Retener una única carta puede vencer cualquier juego honesto en el mundo. Retener dos cartas es demasiado fuerte, pero puede hacerse frente a jugadores inteligentes. Frente a personas inteligentes, retener tres cartas es demasiado arriesgado, ya que un full es una jugada demasiado grande como para tenerla demasiado a menudo sin esto actúe como señal de alarma. Jamás bajo circunstancia alguna retenga cuatro o cinco cartas, una carta es suficiente, ya que estará usted jugando seis cartas contra las cinco del resto de jugadores. Esta carta extra pintará a veces una escalera o un color o a menudo le proporcionará dobles parejas o trío. Si es usted muy experto puede trabajar el holdout en su propio reparto, pero parece mejor hacerlo en el de otro jugador.

Habiendo digerido estas palabras de consuelo y consejo, auténticas gemas extraídas de la corona de la sabiduría y de la experiencia, podemos seguir nuestro camino con estímulo renovado, con la conciencia de haber adquirido conocimientos que sólo a veces el hombre tiene la suerte de conseguir.