javi

 banner antoniovalero

 

Regresar a  Categoría
El engaño, Alcide Segoni.
 
El engaño, Alcide Segoni. -

Se trata de un óleo sobre lienzo cuyas medidas son 29 cm. de alto por 36 cm. de ancho. Esta obra de Alcide Segoni sigue la línea marcada por el pintor Gaetano Bellei, en la que un mismo tema, en este caso una partida de naipes es tratada en dos obras que forman un todo, contando al espectador una historia en ellas. En este caso, un militar, tal vez un Húsar, (ver el sable apoyado en la cuba de madera, es del tipo de los que usaban los miembros de caballería ligera), hace las veces de tahúr, junto a su cómplice, un fraile, tratan de engañar a un compañero de armas del primero. En el primer cuadro el fraile indica a su cómplice que cartas lleva el incauto mediante señas con sus dedos. El tahúr dirige su mirada hacia su socio, mientras que el otro jugador tiene la mirada fija en él con una expresión huraña como de haber comprendido lo que en realidad está pasando. Ambos personajes juegan a un juego de azar tipo Brisca o Remigio, pues puede verse sobre el banco la baceta de naipes con la carta de muestra vuelta cara arriba en el fondo de la misma. La obra transmite de forma muy directa las sensaciones de los personajes implicados en la misma, puede casi sentirse el enfado del militar engañado, la cabeza baja, la mirada inquisitiva, escamado posiblemente tras una sucesión de jugadas inexplicables. El fraile por su parte tiene el semblante tranquilo y seguro de sí mismo. El artista ha puesto color en sus mejillas y nariz, tal vez para indicar que está un poco bebido, como disculpa a su condición de clérigo. La luz es natural y viene del frente dando de lleno sobre la cara del militar engañado, lo que realza en gran medida su semblante. La paleta de colores no es muy extensa predominando los colores tierra en sus distintas tonalidades.

alcide segoni pillado

En el cuadro de arriba titulado "Pillados",, el artista nos muestra el momento en que la trampa es descubierta. El militar engañado se ha girado repentinamente atrapando al fraile por la pechera de su hábito mientras le señala acusadoramente con el dedo índice de su mano izquierda. El tramposo se muestra sorprendido habiendo perdido la serenidad y confianza que su cara transmitía en el primer cuadro. Todo ha sucedido en un instante rápida y sorpresivamente como evidencia el sable caído que en el anterior cuadro estaba apoyado en la cuba de madera. En el estallido de violencia han caído las cartas al suelo. Por su parte el otro militar, aunque sorprendido permanece más tranquilo, pues su postura es mucho más estática. Tal vez confíe en que su compañero de armas sólo culpe al fraile quedando él exonerado de hacer trampas en el juego.

Alcide Segoni un pintor italiano nacido en Florencia en abril del año 1847. Comenzó sus estudios de pintura bajo la dirección de Antonio Ciseri en la Academia de Bellas Artes de Florencia. Se especializó en pintura de género e histórica. En 1889 recibió el encargo para pintar "La batalla de Austerlitz", cuadro muy alabado tanto por los florentinos como por la crítica. Alcide Segoni murió en el año 1894.

Powered by Phoca Gallery
UA-38304750-1