The gambler de Kenny Rogers

El folk como música del pueblo no podía dejar de incluir entre sus temas algo tan humano como el juego. Kenny Rogers interprete norteamericano de folk nos ofrece esta conocidísima canción de finales de los años 70. En la letra se narran los consejos dados por un jugador profesional de cartas a un novato sobre como ganar en el juego. Reglas que por cierto son  ciertas y apropiadas sobre todo en juegos de envite tipo poker, al que seguramente se dedica el personaje de la canción, ya que aunque no se menciona, es el juego preferido por la mayoría de tahures y jugadores profesionales de Estados Unidos de America.

  LETRA:  
On a warm summer's evenin', on a train bound for nowhere
I met up with the gambler. We were both too tired to sleep.
So we took turns at starin' out the window at the darkness.
The boredom overtook us and he began to speak.
He said, "Son, I've made a life out of readin' people's faces.
Knowin' what the cards were by the way they held their eyes.
So if you don't mind my sayin', I can see you're out of aces,
For a taste of your whiskey, I'll give you some advice."
So I handed him my bottle, and he drank down my last swallow.
Then he bummed a cigarette and asked me for a light.
And the night got deathly quiet, and his faced lost all expression.
He said, "If you're gonna play the game, boy, you gotta learn to play it right.
You've got to know when to hold 'em, know when to fold 'em
Know when to walk away, know when to run.
You never count your money when you're sittin' at the table.
There'll be time enough for countin' when the dealin's done.
Every gambler knows that the secret to survivin
Is knowin' what to throw away and knowin' what to keep.
Cause every hand's a winner and every hand's a loser
And the best that you can hope for is to die in your sleep."
And when he finished speakin, he turned back toward the window,
Crushed out the cigarette, faded off to sleep.
And somewhere in the darkness, the gambler he broke even.
And in his final words I found an ace that I could keep.
You've got to know when to hold 'em, know when to fold 'em
Know when to walk away, know when to run.
You never count your money when you're sittin' at the table.
There'll be time enough for countin' when the dealin's done.
You've got to know when to hold 'em, know when to fold 'em
Know when to walk away, know when to run.
You never count your money when you're sittin' at the table.
There'll be time enough for countin' when the dealin's done.
You've got to know when to hold 'em, know when to fold 'em
Know when to walk away, know when to run.
You never count your money when you're sittin' at the table.
There'll be time enough for countin' when the dealin's don
 

En una calurosa tarde de verano, en un tren con destino a ninguna parte
Conocí a un jugador, estábamos muy cansados para dormir.
Así que nos turnábamos para mirar por la ventana a la oscuridad.
Hasta que el aburrimiento nos alcanzó, comenzó a hablar.
Dijo: "Hijo, he pasado mi vida leyendo las caras de la gente.
Sabiendo que cartas tenian por la manera en que mueven sus ojos.
Así que si no te importa que lo diga, puedo ver que estás sin ases,
Por un trago de tu whisky, te daré un consejo.
Le dí la botella y bebió el último trago.
Luego me gorroneó un cigarrillo y me pidió fuego.
La noche adquirió un silencio mortal, su cara perdió toda expresión.
Dijo, Si vas a jugar el juego, muchacho, tienes que aprender a jugarlo bien.
Tienes que saber cuándo mantenerlas, y cuándo soltarlas
Saber cuándo irte, saber cuándo apurarlas.
Nunca cuentes tu dinero cuando estés sentado en la mesa.

Ya habrá tiempo de contarlo cuando acabes de jugar.
Cualquier jugador sabe que el secreto para sobrevivir
Es saber cuándo tirarlas y saber cuándo guardarlas.
Porque cada mano es ganadora y cada mano es perdedora.
Lo mejor que puedes esperar es morir en tu sueño. "
Cuando terminó de hablar, se volvió hacia la ventana,
Apagó el cigarrillo, y se durmió.
En algún lugar en la oscuridad, el jugador empató.
En sus últimas palabras, encontré un as que guardarme.
Tienes que saber cuándo tirarlas, saber cuándo guardarlas.
Saber cuándo irte, saber cuándo apurarlas.
Nunca cuentes tu dinero cuando estés sentado en la mesa.
Ya habrá tiempo de contarlo cuándo acabes de jugar.
Tienes que saber cuándo mantenerlas, saber cuándo doblarlas
Saber cuándo irse, saber cuándo apurarlas.
Nunca cuentes tu dinero cuando estés sentado en la mesa.
Ya habrá tiempo de contarlo cuándo acabes de jugar.
Tienes que saber cuándo mantenerlas, saber cuándo doblarlas
Saber cuándo irte, saber cuándo apurarlas.
Nunca cuentes tu dinero cuando estés sentado en la mesa.
Ya habrá tiempo de contarlo cuándo acabes de jugar.

Correo electrónico

                                                  

Twitter

UA-38304750-1