Suerte loca, tango

El letrista Francisco García Jiménez autor de numerosos tangos entre ellos el conocidísimo "Suerte loca", supo captar las emociones contradictorias del jugador. De este tango traído a Europa por Carlos Gardel ha quedado en los ambientes de timbas la expresión usada de forma irónica "al saber le llaman suerte", cuando se quiere expresar que quién está ganando no lo hace de forma lícita.

LETRA:
En el naipe del vivir
suelo acertar la carta de la boca,
y a mi lado oigo decir
que es porque estoy con una suerte loca.
Al saber le llaman suerte..!
Yo aprendí viendo trampearme,
y ahora sólo han de coparme
cuando banquen con la Muerte.
En el naipe del vivir,
para ganar, primero perdí.
Yo también entré a jugar
confiado en la ceguera del azar
y luego vi que todo era mentir
y el capital en manos del más vil...
No me creés...¡Te pierde el corazón!
¡Qué fe tenés!...¿No ves que no acertás?
¿Que si apuntás a cartas de ilusión
son de dolor las cartas que se dan?
No me envidies si me ves
acertador, pues soy el desengaño...
Y si ciego así perdés,
es que tenés los lindos veinte años...
El tapete es la esperanza
y, a pesar de lo aprendido,
si me dan lo que he perdido
vuelve a hundirme la confianza...
¡Suerte loca es conservar
una ilusión en tanto penar!

El interprete de este grandioso tango es Reynaldo Martin.

 

Correo electrónico

                                                  

Twitter

UA-38304750-1