Los naipes ayudan a la policía

En numerosas ocasiones, en diferentes lugares del mundo, la policía ha hecho uso de los naipes como instrumento que facilite la resolución de casos sin resolver. La información incluída en los naipes ayuda a la asociación de ideas respecto a un crimen, o bién facilitan que las personas que usan los naipes se familiarizen con el rostro de las personas buscadas como sucedió en el año 2003 en la Guerra del Golfo con la baraja distribuída por el Pentágono, (The most wanted deck), en la que se imprimió el rostro de los militares iraquíes más buscados, componentes del gobierno de Saddam Hussein, asociando cada uno de ellos con un naipe en particular.
Precisamente esta baraja, fue la que inspiró a los policías del condado de Polk en Florida, (Estados Unidos), en el año 2005, en la que se disribuyeron 100.000 barajas en 129 cárceles con el objetivo de obtener información sobre homicidios sin resolver. El experimento se inició en la cárcel de Wakulla, para posteriormente extenderse a otras prisiones del estado.
Los naipes repartidos contienen información sobre 104 casos sin resolver, incluyen además un teléfono correspondiente a la asociación crime Stoppers, al que los presos pueden llamar  de forma gratuita si creen tener alguna información al respecto. los naipes llevan además impresas fotografías de sospechosos o de personas desaparecidas.
James McDonough, Secretario del Departamento de prisiones de Florida es de la opinión de que los criminales están interconectados entre sí, y que la iniciativa de repartir estas barajas equivale a entrevistar a 93.000 presos, (población reclusa de Florida).
Nike Pimentel, portavoz de la Policía del condado de Miami-Dade opina al respecto, que cualquier iniciativa que ayude a resolver los casos y llevar a los criminales ante la justicia debe ser bienvenida.
Dos meses después de iniciarse esta iniciativa, un preso, al ver el rostro de una victima, recordó que una persona le había confesado el crimen, trás facilitar la información a la policía, el caso fué resuelto.
Esta misma iniciativa se ha llevado a cabo en Perú, donde se ha distribuído en las dependencias policiales, Ministerio Público y Comités de autodefensa barajas con el rostro impresos de los terroristas senderistas más buscados, junto con la recompensa ofrecida por cada uno de ellos. Según Victor Montes Barrios, Jefe del Comando Especial del valle de los rios Arupimac y Ene, (VRAE), los militares juegan a los naipes en sus ratos libres, de esta forma se familiarizan con los rostros de los líderes senderistas, pudiendo así detenerles cuando se realizan los operativos.

Correo electrónico

                                                  

Twitter

UA-38304750-1