La historia de Ashley Revell, el hombre que apostó su vida a la ruleta

Han sido numerosas las apuestas famosas a lo largo de la historia, desde las desorbitadas apuestas del Emperador Nerón hasta las míticas apuestas de Nicholas Dandolos, (Nick el Griego), pero ninguna de ellas ha sido tan impactante, como la realizada por Ashley Revell, tal vez por que la misma se mediatizó y se hizo muy popular en la aldea global en la que se ha convertido el planeta, motivos no le faltaban, pues Ashley Revell se jugó todo lo que había conseguido en su vida en un único giro de ruleta.
Antes de tomar esta decisión, Revell cuidadano del Reino Unido, de treinta y dos años era una persona de lo más normal, se le ocurrió la idea de vender todas sus posesiones, casa, coche, incluso la ropa y probar suerte con la ruleta en las Vegas. Una vez vendidas sus posesiones consiguió 135.000 $, sus intenciones permanecieron en secreto entre sus íntimos y familiares, hasta que los medios de comunicación locales se hicieron eco de la historia, en ese momento Revell se hizo famoso de la noche a la mañana, dado lo interesante de la historia, el canal británico Sky One decidió emitir un programa en el que se contaba la historia de Ashler Revell hasta el decisivo giro de ruleta. El programa es conocido como Double or Nothing, (doble o nada). Revell participó en otros programas más, dada la fama alcanzada, algunos de ellos sonTHS Investigates: Vegas Winners & Losers (THS Investiga: Ganadores y Perdedores en las Vegas), y un documental en el canal E.
La apuesta:
Antes de la apuesta, y como es lógico Revell estaba extremadamente nervioso, y no tenía nada claro donde emplazar su apuesta, en declaraciones hechas al periodista de la CNN Anderson Cooper, reconoció que antes de llegar al casino tenía pensado apostarlo todo al negro, pero que una vez que la bola comenzó a girar, y haciendo caso a la opinión de la mayoría de los espectadores que se inclinaban por rojo se decidió a colocar en el último momento la apuesta en este color. Afortunadamente salió 7 rojo, consiguiendo convertir sus 135.000 $ en 270.000 $
Trás la jugada, Revell hizo unas declaraciones al mismo periodista, (Cooper), en las que se sinceró, dijo:
"Cuando miro atrás, me doy cuenta de que en ningún momento pensé que podría perder. Simplemente estaba seguro de que ganaría. Ahora que en realidad he ganado, pienso en lo que podría haber ocurrido de haber perdido todo. Para ser sincero, esta apuesta fue una auténtica locura, lo único que me hubiera quedado habría sido el smoking, que tendría que devolver de todas formas."

Correo electrónico

                                                  

Twitter

UA-38304750-1