El fichero de poker, tipos de fichas

Que duda cabe de que las fichas de juego son un accesorio necesario al correcto desarrollo del mismo, hacen al juego más ágil, facilitan el cambio. Al mismo tiempo, ayudan a controlar las emociones despersonalizando la apuesta.
Antes de su invención, eran usados los más variados objetos a tal fin, desde pepitas de oro, monedas, piezas de madera etc. Durante el siglo XIX comenzaron a fabricarse en serie con materiales como madera, marfil, nácar, hueso, o papel. En la segunda mitad de la década de 1930, empezaron a fabricarse fichas de poker con cerámica como uno de sus componentes,( clay composition).
Las fichas de juego suelen tener 39 mm. de diamétro, otra medida empleada es la de 43 mm., que puede reservarse para los valores monetarios más altos si se repiten los colores. De esta última medida, 43 mm. se fabrican el botón del dealer.
En cuanto al peso que deben tener, éste suele oscilar entre los 10 y 14 gramos, el peso más usado
es el de 11,5 gramos. Existe la creencia de que la ficha es mejor cuánto mayor es su peso, lo que evidencia lo importante que es este parámetro, pues una ficha con el peso adecuado se maneja mejor y facilita el apilamiento, no obstante el peso no debe superar los 14 gramos pues en este caso, su manejo se torna pesado y molesto. No existe un peso estandarizado ni obligatorio en los campeonatos de poker.
Dependiendo del material con que estén fabricadas, las fichas de póker se clasifican en tres tipo:

  • Plástico
  • Resinas
  • Cerámicas

La combinación de estos tres tipos de materiales base, da como resultado los distintos tipos de fichas atendiendo a su composición:

Fichas de plástico:

Las fichas de plástico son las más económicas, su mayor inconveniente es la falta de peso, lo que dificulta su manipulación y apilado a un tiempo que dificulta el contarlas. Van destinadas a jugadores no profesionales o juegos de sociedad. Su tamaño suele ser menor que el de las fichas profesionales, su peso oscila entre los dos y cinco gramos. Suelen fabricarse en colores estandar como azul rojo y blanco.

Fichas de resinas, ABS, (acrilonitrilo butadieno estireno):

Gránulos en distinto color de ABS

Estas fichas se fabrican por el método de moldeado por inyección en caliente, en un molde en el que previamente se ha colocado una estructura metálica en forma de disco para incrementar el peso de la ficha. Cada uno de los colores presentes en la ficha, requiere un proceso de inyección distinto. Se fabrican a partir de una resina ABS, (acrilonitrilo butadieno estireno), se trata de un material compuesto por una mezcla de resina termoplástica y un elastómero que le aporta propiedades de resistencia y dureza. Para que la ficha obtenga peso y entidad, se le coloca un inserto metálico en su interior. El tacto obtenido es parecido al de las fichas cerámicas. Debido al cuerpo metálico en su interior, producen un curioso sonido seco y metálico al chocar entre ellas. Su aspecto es ligeramente brillante. Es muy usada por parte de los casinos, ya que su dureza es extrema y no se arañan como sucede con las fichas de cerámica. Existen numerosas calidades, dependiendo de la mezcla de materiales empleada. Algunas marcas son la "Dice", más económica, o "Las Vegas" de más calidad. Como principales ventajas ofrecen una mayor durabilidad a un precio más bajo, además son perfectas para personalizarlas. Como desventajas señalar que no se apilan bien debido a que el el plástico es resbaladizo, debido también a las características del plástico rebotan más al llegar a la mesa.

Fichas de resina y polipropileno, ABS-PP (acrilonitrilo butadieno estireno + polipropileno):

El material empleado para su fabricación es el mismo que el empleado en la fabricación de las fichas ABS al que se le añade una resina denominada polipropileno que le aporta propiedades de dureza, rigidez y resistencia a la abrasión. Se fabrican por el mismo procedimiento de inyección en caliente en distintas fases, una por cada uno de los colores de los que consta la ficha. Su acabado es más liso y brillante que el de las fichas ABS. Producen un sonido menos seco y metálico, a caballo entre el de la ficha ABS y el de las fichas Clay (de arcilla), aunque es igual de sordo que el que producen éstas últimas. Debido a que la materia empleada en su fabricación es más abrasiva que el ABS, permite el empleo de pegatinas en el "inlay" de la ficha para personalizarlas.

Fichas de material cerámico y composite (clay composite):

Este tipo de ficha de poker llevan también un inserto metálico en su interior que les permite alcanzar un peso comprendido entre los 11,5 y 14 gramos. El material empleado está compuesto de una resina y material cerámico. El procedimiento de fabricación de las fichas Clay composite es parecido al de las fichas ABS. Con la incorporación de arcilla en la mezcla se pretende reducir algunas de las desventajas de las fichas ABS. Su tacto, debido a su elevado peso, es mucho más agradable, asemejándose al de las famosas fichas de casino Bourgogne y Grasset. Producen un sonido mucho más sordo que el de las fichas clásicas. Se apilan mejor que las fichas ABS, pero no son tan buenas como las fichas de arcilla

Fichas de cerámica, (full clay):

También llamadas fichas moldeadas, son las de mayor calidad, no llevan pieza metálica en su interior. Las más modernas están realizadas a base de un material cerámico compuesto de última generación, en cuya composición se incluyen materiales pétreos, como el carbonato cálcico, la arcilla, la arena, y la creta. Se trata de un material mucho más resistente, no obstante siguen siendo más frágiles que las de resina. En origen, la ficha cerámica es una ficha blanca que posteriormente se personaliza, imprimiéndose en función de los gustos del cliente mediante sublimación, técnica consistente en imprimir con una tinta caliente (200º), sobre la ficha, que posteriormente solidifica. Su tacto es más rugoso que las fichas Clay Composite, estas fichas no contienen ningún inserto de metal en su interior, lo que les confiere, una sonoridad seca, mate, que los jugadores profesionales saben apreciar. Es la ficha empleada en los campeonatos profesionales de poker, Se apilan facilmente, debido a su peso y textura menos brillante que las ABS, lo que impiden que resbalen unas con otras. Como inconvenientes, las fichas full clay presentan un elevado coste así como una gran facilidad al rayado. Suelen pesar entre los 10 y 14 gramos.

Aclarar que desde 1930 aproximadamente, no existen fichas enteramente elaboradas de arcilla, ya que las características propias de esta materia las haría demasiado frágiles y costosas. Se emplea una combinación de distintos materiales, con una importante proporción de arcilla, en la fabricación de las fichas Full Clay existe aproximadamente un 90% de arcilla.

Las fichas de cerámica pueden presentarse en dos texturas diferentes:



Acabado Textured: Consta de asperezas muy finas, del orden de algunos micrones, que confieren a la ficha un acabado mucho más rugoso.

Acabado Smooth: Esta textura, tiene un aspecto mate y liso pero adherente, sin ser rugoso como el acabado "Textured".

 

COMPARACION DE LAS FICHAS ATENDIENDO AL MATERIAL DE FABRICACION

  PRECIO DUREZA SONIDO TACTO ACABADO
PLASTICO Muy económicas Nada duras   Muy liso Muy brillante
RESINA ABS Económicas Muy duras Metálico, tintineante Liso Brillante
CLAY COMPOSITE, (cerámica más resina ABS) Mas caras que anteriores Extremadamente duras Sordo   Satinado
FULL CLAY, (cerámica) Las más caras Duras pero frágiles Seco, mate Rugoso Mate

Los botones de repartidor y las placas rectangulares de alto valor monetario, están realizados con cerámica, (full clay), con la textura "Smooth".

Personalización de las fichas:

Las fichas de poker, al igual que las empleadas en los casinos, suelen personalizarse de acuerdo a los gustos de cada cliente, existiendo una infinita y variopinta variedad de diseños, lo que ha motivado, como sucede con otros objetos de variada presentación, como por ejemplo las barajas, que surjan coleccionistas interesados en las mismas. Esta personalización se hace bién por capricho, si se trata de particulares o bien por necesidad, si se trata de casinos, ya que la personalización de las fichas impide que puedan introducirse fichas falsas durante el juego.
La personalización va a depender también del tipo de material empleado en la fabricación de las fichas, ya que las características del mismo impone ciertas restricciones en cuanto a técnicas de impresión.

Fichas de plastico: Uno de los métodos más empleados es el "Hot Stamping" consistente en un procedimiento mecánico mediante el cual se transfiere, desde una plancha en oro o plata un estampado a la ficha que vamos a personalizar. Solo puede emplearse un color, con el uso continuado suelen borrarse, además el bajo coste y la mala calidad de las fichas de plastico desaconsejan su personalización.

Fichas de ABS:

Las fichas de ABS de menor calidad, suelen presentarse con un prediseño en dos colores, posteriormente pueden personalizarse:

  • Fichas Suited: llevan representados en su contorno los cuatro palos de la baraja .
  • Fichas Dice: en el contorno de las fichas aparecen grabadas las seis caras de un dado.
  • Fichas AK: en su contorno se representan cartas de póker, concretamente una pareja de ases y reyes.

Fichas de composite y cerámicas:

Los dibujos y motivos que aparecen en las fichas de material cerámico y en las de resinas de alta gama, (ABS), se conocen como grabados. Están realizados a partir de una lámina de papel, con el diseño deseado, recubierta posteriormente de una capa de resina. Este procedimiento se realiza antes de que tenga lugar la compresión final de la ficha, con lo cual queda garantizada la perfecta fijación del grabado, de manera que no pueda retirarse ni eliminarse sin destruir la ficha. Aunque pueden pelarse, rayarse, o estropearse en los bordes si se mojan o por desgaste con el uso continuado.
Rojo, blanco, azul y negro son los colores emblemáticos de los juegos de fichas, independientemente de su tipo y calidad. A veces también aparecen fichas en color negro y verde, y en los últimos años, la gama se está viendo ampliada con la inclusión de otros tonos novedosos, como el amarillo, el gris, el rosa, el malva o el naranja.
Actualmente no existe una regla fija ni obligatoria que regule la relación entre el color y el valor de las fichas de póker, los casinos y establecimientos dedicados al juego poseen la potestad de escoger el color de sus fichas. No obstante, existen reglas no escritas según las cuales quedan estandarizados algunos colores.
Los valores que suelen asignarse a cada ficha, dependiendo del color de la misma sonlos que aparecen en la tabla adjunta.
Comercialmente, las fichas de poker suelen presentarse en maletines de 300, 500 y 1000 fichas asi como fichas sueltas en paquetes de 25 para recambio de fichas perdidas o como stock si la partida permite la recompra de fichas.
Dependiendo del tipo de campeonato jugado, es necesario calcular la cantidad de fichas, asi como la manera más idónea de repartirlas entre los distintos jugadores. En partida de Texas Hold’em en la que participen 10 personas se debe contar al menos con 500 fichas, que se diferencien en cuatro o cinco colores.
El número mínimo de fichas que se recomienda entregar a cada participante es de 35, si el torneo es largo, resulta más indicado entregar entre 50 y 70 unidades a cada jugador.
Si el torneo comienza con una cantidad pequeña de puntos, por ejemplo 200 será necesario tener fichas de valor pequeño, (1, 2 y 5). Por el contrario, si el torneo empieza con una gran cantidad de puntos, (10.000) es útil disponer de una gran cantidad de piezas de alto valor, (100, 500 y 1000). Si se permite la opción de recompra de fichas dentro de la partida, deben tenerse fichas extra con las que hacer frente a éstas recompras. Otra posibilidad es entregar al jugador placas con valor alto, que pueden ser cambiadas por unidades fraccionadas.

 

Correo electrónico

                                                  

Twitter

UA-38304750-1